Láser fraccionado

El láser puede utilizarse en el tratamiento de las manchas cutáneas, el rejuvenecimiento facial, verrugas, lunares, cicatrices, marcas de nacimiento o el acné. Estos tratamientos suelen realizarse en varias sesiones en función de las características de cada caso.

Nuestro equipo es el Láser Erbium Yag  (Fotona) de origen Europeo, un equipo moderno y seguro de ultima tecnología que permite lograr resultados efectivos con una rápida recuperación. El Dr. Fernando Oviedo cuenta con una experiencia en Láser Dermatológico y estético de mas de 10 años, lo que le garantiza excelentes resultados.

Una sesión del Láser Fraccionado dura aproximadamente 60 – 90 minutos y consta de:

  • Toma de fotografías de la zona de tratamiento.
  • Aplicación de anestesia tópica o local y espera de 30-45 minutos con ella.
  • Limpieza y desinfección de la zona de tratamiento.
  • Tratamiento con láser fraccionado fotona.
  • limpieza y aplicación de medidas tópicas postratamiento.

Los resultados son apreciables desde la primera sesión, sin embargo sugerimos de 2 a 4 sesiones dependiendo el caso. Una vez pasada la primera semana de recuperación serán evidentes los resultados e Irán incrementándose a lo largo de los 3 primeros meses, por la formación de nuevo colágeno.

Con la 1ª sesión se notan bastante los efectos, y aunque en la mayoría de los pacientes es suficiente, los mejores resultados se consiguen tras 2 ó 3 sesiones.

Después del tratamiento es importante aplicar las cremas post-tratamiento que son entregadas en la clínica sin coste adicional.

Se puede limpiar la piel con cierta suavidad, agua templada y jabón hipoalergénico, pero se evitarán todo tipo de geles exfoliantes y productos que contengan alcohol.

En los hombre el afeitado deberá esperar al menos 10 días.

No tomar el sol ni rayos UVA tras los primeros 15 días del tratamiento, siendo luego necesario aplicar crema de protección solar cuando vayamos a exponer la zona tratada al sol.

La piel puede experimentar inmediatamente después del tratamiento los síntomas que a continuación detallamos. Después recuperará su tono y mejorará su aspecto.

  • La zona tratada se puede enrojecer ligeramente tras la sesión de láser, y se puede pelar suavemente durante los 2 ó 3 días siguientes.
  • En algunos casos, la piel puede adquirir cierto tono bronceado que irá desapareciendo con el paso de los días y la evolución propia de la regeneración de la piel.
  • Dependiendo del nivel de tratamiento puede que después del procedimiento la piel esté algo hinchada y enrojecida, lo cual es completamente normal; estos síntomas desaparecen al día siguiente o al cabo de unos pocos días.

Durante la siguiente semana, la piel adquiere un tono oscuro y se irá desprendiendo con una exfoliación natural donde saldrá a relucir la piel nueva, con un aspecto y sensación más fresca, tersa y brillante.

 

Las contraindicaciones absolutas del tratamiento laser son:

  • Personas que toman medicamentos fotosensibles. (se deben suspender antes del láser)
  • Embarazadas y menores de edad (se valorará cada caso y con autorización familiar).
  • Patología psiquiátrica grave.
  • Expectativas no reales del tratamiento.
  • Enfermedad infecciosa y/o heridas en la zona de tratamiento.
  • Enfermedad pre o neoplásica activa (cáncer)